RSS

Fotogenica ¿se nace o se hace?


Hoy buscando en la internet, dí a parar en un sitio "sólo para chicas", así que indagué sobre cómo me podía ver más fotogénica sin poner en riesgo los tesoros más preciados que el Cielo me regaló...

Sólo sigue estos pequeños consejos:

Ten mucha atención en tu parada, ya que debe ser recta pero natural, como si tuvieras libros en la cabeza, cuidando que no se caigan, tus hombros deben estar relajados, algo caidos hacia atrás, y con el cuello estirado, mira a las modelos, y actrices cuando posan para la alfombra roja, capta la postura que toman e inténtalo.

Si deseas verte delgada en las fotos, sólo mueve los hombros hacia adelante, eso aparenta más cintura y hombros hermosos.

Además coloca una pierna adelante de la otra pierna, con rodillas suavemente dobladas. Si tus piernas son delgadas, ponte relajada, y sin rigidez. La colocación de los pies deben ser guiada por la misma dirección de tu cuerpo.

Y sobre todo muestra siempre un sonrisa ligera, delicada, colocar el rostro en unos 80 grados.

Practica frente a un espejo, tomando siempre tu mejor lado.

Una frase que escuché tiempo atrás decía: no hay mujer fea, sino mujer desarreglada, creo que si nos esforzamos un poquito podemos alcanzar esa figura deseable... personalmente quiero alcanzar la figura perfecta para mi corazón, amar con pureza, ser transparente, amarme tal cual soy :) sigue ahí que yo también estoy en ese camino... yupiiii!

¿Vivir siempre con Ana y Mia?

El sollozo de mi madre

Comencé el día con muchas ganas de seguir con la dieta para alcanzar la perfección que muchas de nosotros buscamos; todo iba bien, estaba optimista en saber que todo mejoraría después de una larga sesión para bajar esos kilos que me vienen atormentando día y noche.

Aparenté tomar mi desayuno, lo hice bien, menos mal que mis padres no se dan cuenta de todo esta aventurada secreta que decidí tomar, mientras el día avanza con toda normalidad.

Para discipar mis temores, decidí entrar a la internet, me puse a conversar con otras chicas pro ana y mía, quienes me contaron lo bien que les estaba yendo, incluso algunas de ellas se encontraban dentro de una carrera de kilos, y que les faltaba poco para llegar a la meta... eso me emocionaba en gran manera.

Pero mientras todo pasaba con normalidad, oí un sollozo que al parecer venía de la cocina. En un primer momento me dio miedo, pero tenía que enfrentarlo saliendo de mi recámara; estaba temblando.

Fue así que empecé a salir lentamente, y el sollozo se oía cada vez más fuerte. Hasta que acercándome poco a poco a la cocina, pude darme cuenta que el sollozo, y las lágrimas que caían al piso, eran de mi madre, quien tendida en el piso lloraba desconsoladamente de manera sigilosa.

Lo poco que pude oirle decir era: ¿Por qué mi hija entró en esto? ¿Cuándo fue que me equivoqué para que ella busque consuelo en otro lugar? ¿Dime Dios, qué hice mal?

En ese instante me quedé corta de palabras, porque ahora sabía la razón por la que mi madre sufría; y todo era porque decidí hacerme amiga de Ana y Mía, aunque nunca lo imaginé, es que cuando busqué esas amistades, fue en ese instante que me hice enemiga de aquel ser divino que el Cielo me regaló para cuidarme y protegerme.

Mi madre ya no solo sospechaba que andaba con Ana y Mía, sino que estaba completamente segura que convivía con ellas desde hace buen tiempo, que incluso yo prefería alejarme de ella y de mi familia para pasar momento a solas con mis confidentes que me acompañaban en la oscuridad de mi habitación.

Desde aquel día siento que no soy la misma, siento en mi vida un tremendo remordimiento porque se que cada sonrisa con Ana y Mía, es una lágrima de dolor para mis padres... me veo en la necesidad de correr y abrazarlos y decirles lo mucho que los quiero, que me perdonen por el dolor que les causo día día al escoger sumirme en mi soledad creyendo que no existe otra atmósfera más linda y tierna que Dios preparó para mí.

No puedo terminar de escribir este diario sin evitar derramar lágrimas en parte de dolor, porque aprenderé a tomar una decición pensando en mi futuro, pero la vez lloro con esperanza porque sé que pronto veré la luz que mi vida necesita desde hace mucho tiempo.

Bye princesas de porcelana!

¡Ven en mi ayuda!


Dios mío, si estás enojado, no me reprendas; si estás furioso, no me castigues.

Me has herido con tu enojo; has descargado tu mano sobre mí.

Tan grande ha sido tu disgusto que nada sano tengo en el cuerpo; tan grande ha sido mi error que no tengo paz en los huesos.

Ya no aguanto mi maldad; ¡no soporto carga tan pesada!

Tan estúpida he sido, que hasta mis llagas apestan; ¡están llenas de pus!

Me siento cansada, y totalmente deprimida; todo el día ando muy triste.

Estoy ardiendo en fiebre; nada en mi cuerpo está sano.

Estoy muy débil y adolorida; tengo la mente aturdida. ¡Por eso me quejo!

Dios mío, pongo ante ti mis más grandes deseos; ¡no te los puedo esconder!

Mi corazón late con ansias, las fuerzas me abandonan, la vista se me nubla.

Mis amigos más queridos se quedan lejos de mí por causa de mis males; mis parientes cercanos se mantienen a distancia.

Los que quieren matarme me ponen trampas; los que buscan mi mal amenazan con destruirme, ¡no hay un solo momento en que no hagan planes contra mí!

Pero yo cierro los oídos y hago como que no los oigo; me hago la muda y no digo nada.

Dios mío, yo en ti confío; tú serás quien les responda.

Sólo una cosa te pido: si acaso llego a caer, no les concedas el gusto de burlarse de mí.
Casi me doy por vencida; este dolor no me deja en paz.

Debo reconocer mi maldad; me llena de angustia haber hecho lo malo.

Mis enemigos son poderosos; son muchos y me odian sin razón.

Yo los traté bien, y ahora ellos me tratan mal; procuré su bienestar, y ahora ellos me atacan.

Mi Dios, ¡tú eres el que me puede rescatar! No me abandones; no te alejes de mí :(

¡ven pronto en mi ayuda!

Sobre el contenido de este blog

Los comentarios publicados en este sitio expresan sólo la opinión de su autor, quien será el único responsable de los mismos. La publicación de cualquier comentario no supone en absoluto la conformidad del responsable de este sitio con su contenido. Como norma general, en este sitio no se publican comentarios que incluyan datos personales, ni direcciones de correo, ni ninguna otra forma de establecer contactos privados o comerciales, así como comentarios que no aportan nada, fuera de tema o que no se ajustan a la netiqueta, la ortografía o la educación.