RSS

Dietas bajas en carbohidratos

Las dietas no es dejar de comer, es comer sanamente, lo equilibrado, alimentos ricos en proteinas, vitaminas, minerales y carbohidratos necesarios.

Dietas y Ejercicios

Muchos afirman que seguir dietas con pocos carbohidratos funciona de maravilla y ha tenido mucho auge en esta última década, incluso supermercados y restaurantes ofrecen estas opciones.

Régimen estricto

El régimen consiste en disminuir al máximo el consumo de carbohidratos como son los panes, pastas, arroz, galletas, harinas, granos y almidones, e incrementar el consumo de proteínas y grasas. La teoría es que al hacer esto, al cuerpo no le queda más remedio que quemar la grasa por lo que se pierde peso.

Pero debemos de recordar que el objetivo de todo plan de control de peso no debe de basarse simplemente en verse más esbelto si no buscar un plan que lleve a un estilo de vida saludable en el que además de bajar de peso traiga beneficios para nuestra salud a largo plazo y de esta forma reducir los riesgos de enfermedades.

Debido a esto debemos de evitar las dietas que limitan drásticamente ciertos macronutrientes, ya que como todo sistema nuestro cuerpo necesita de un equilibrio.

Una dieta muy baja en carbohidratos y alta en grasas puede causar estreñimiento, diarrea, dolor de cabeza, mal aliento y cetosis, o sea un aumento de los niveles de cetonas en el cuerpo.

Estas cetonas son un producto del metabolismo de las grasas que indica que nuestro cuerpo esta quemando grasa en vez de azucares para obtener energía.

Riesgos de eliminar los carbohidratos de la dieta

Ya que se incita el consumo de carnes y grasas saturadas aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, niveles de colesterol elevados, obesidad y algunos tipos de cáncer.

Si consumes demasiadas proteínas le haces un gran daño a tu hígado y riñones, aún mayor riesgo para los que sufren diabetes.

Cuando reduces los carbohidratos tu cuerpo se deshidrata, se reduce el almacenamiento de proteínas por lo que la pérdida de peso es debido a músculo y agua.

Es importante que incluyamos en nuestra dieta carbohidratos, estos aportan energía y nuestro corazón y cerebro no pueden utilizar otra fuente de energía que no sea la glucosa.

Sin embargo, también debemos evitar el abuso en el consumo de harinas y azucares, especialmente los contenidos en productos de pastelería, golosinas y bebidas azucaradas.

Además los carbohidratos aportan fibra, especialmente las frutas, los vegetales y los cereales integrales. La fibra insoluble (que se encuentra en el salvado, cereales enteros, semillas, y la piel de fruta y verduras) puede ayudar a incrementar la sensación de saciedad y a combatir el estreñimiento.

La fibra soluble (que se encuentra en frijoles, avena integral, cebada, manzanas, cítricos y papas) tiene beneficios importantes para el corazón, en especial para conseguir unos niveles adecuados de colesterol.

Otro punto a recordar es que subimos o bajamos de peso debido a la cantidad de calorías consumidas, no importando de qué fuente provengan y si lo que queremos es llegar a tener un peso saludable lo que debemos de hacer es llevar una dieta balanceada que nos aporte las calorías y nutrientes que necesitamos de acuerdo a nuestra edad, género y activad.

Fuente: midieta

Sobre el contenido de este blog

Los comentarios publicados en este sitio expresan sólo la opinión de su autor, quien será el único responsable de los mismos. La publicación de cualquier comentario no supone en absoluto la conformidad del responsable de este sitio con su contenido. Como norma general, en este sitio no se publican comentarios que incluyan datos personales, ni direcciones de correo, ni ninguna otra forma de establecer contactos privados o comerciales, así como comentarios que no aportan nada, fuera de tema o que no se ajustan a la netiqueta, la ortografía o la educación.